Merrell en Raid del Viento

Cada competencia es distinta.

En cada carrera de aventura , cada lugar, un universo nuevo, que te desafía, mapa y brújula en mano, a intentar dominarlo.

Raid del Viento (fecha del circuito mundial-demostración de carreras de aventura), no fue la excpeción. Chos Malal, en Neuquén y su geofrafía marciana, nos llevaron, en una competencia de 350km de Orientación, Kayak, Treking, Mountainbike y cuerdas en altura, a un viaje a nuestros propios límites individuales y de equipo.

Comenzamos con una hermosa etapa de kayak de unas 9 horas por las lagunas de Epulafquen, venciendo el viento y los granizos. De ahí en adelante, comenzaron etapas intercaladas de Mountaibnbike y treking por diversos sectores del norte Neuquino. Sin parar, de noche y de día. Además una intensa etapa de cuerdas con ascenso en Jumar por paredes de 40 metros y descenso en Rapell, en las cercanías de Andacollo.

No todo es fácil...no todo es bello. A veces el frío y la incertidumbre al no encontrar ciertos puntos, pone a prueba la coordinación humana del equipo. La falta de sueño y la suma de incontables kilómetros hace lo posible para que no sigas avanzando. El cansancio te atrapa y quiere que duermas con él. Que te frenes..que te acomodes....que descanses...la tentación es infinita y permanente después de 60 horas casi sin dormir.

Cada problema tiene su solución.

1. Para los temas humanos, la correcta elección del equipo de personas es clave. Isara Soto y Gonzalo Fritz, nos han ayudado a superar este deafío humano, con creces. La necesidad de que el equipo avance, es tal...que lo individual va quedando de lado, pasando a lograr lo mejor para el equipo. Con Andrés Tagle hemos aprendido esto, en los varios años que llevamos corriendo juntos como equipo Merrell.

2. Para el terreno y el clima, Merrell ha sido fundamental. Cortavientos wind stopper, Zapatillas de trail para distintos tipos de terreno, guantes, abrigo y demases, Enfrentar -7C° en la noche y 20°C en algunos momentos del día, sería distinto sin el equipo adecuado. Asique otro problema resuelto.

3. La orientación. Sin prisa pero sin pausa. Estas carreras son de largo aliento. Asique el permanente chequeo de mapas y rumbos, sin "atarantarse", nos ayudó a lograr esta meta. La relación pausa-apuro, es clave. Y el hecho de que todos los integrantes estén conscientes de los rumbos y lugares que hay que encontrar, contribuye al objetivo. Eso, uno lo sabe...pero hay que acordarse cada vez !!

Finalmente, este grupo de amigos,logró la ansiada meta, después de 66 horas y 350km recorridos. Ahora a recuperar fuerzas... Vienen más desafíos, vienen más aventuras y expediciones. Nosotros ...seguiremos siempre con nuestros amigos cerca y siempre bien equipados.

Un abrazo y nos vemos en una próxima expedición !! Andrés Miller y Andrés Tagle Equipo Aventura Merrell